martes, 2 de octubre de 2012

PRESENTADO UN GIRO DE ITALIA MIRANDO AL RELOJ

La próxima edición del Giro de Italia, del 4 al 26 de mayo de 2013 entre Nápoles (sur) y Brescia (norte), otorgará una gran importancia a la contrarreloj con el objetivo de atraer a los mejores especialistas de la disciplina, entre ellos el británico Bradley Wiggins.
El Giro-2013 recorrerá, según se presentó este domingo en Milán, 3.405,3 kilómetros a los largo de 21 etapas, de las que seis tendrán final en alto de montaña.
A diferencia de los últimos años, en los que el trazado era muy favorable a los escaladores, el Giro-2013 será más equilibrado, dando gran relevancia a la contrarreloj, con casi un centenar de kilómetros cronometrados.
Aun así, la organización aseguró que la montaña seguirá siendo predominante y por ello se ha adoptado el lema "la carrera más dura del mundo en el país más bonito del mundo". "Escuchamos a todo el mundo, al público y a los campeones", insistió el director de la prueba Michele Acquarone, en lo que pareció un guiño a Wiggins, el vencedor del último Tour de Francia y por el que suspira la carrera italiana, que querría convertirle en el primer británico en vestir la maglia rosa.
Si Wiggins decide correr el Giro, se encontrará con dos contrarrelojes individuales, una de 55,5 km en la 8ª etapa y una cronoescalada de 19,4 km a cuatro días del final de la prueba.
En la segunda etapa, además, se correrá una contrarreloj por equipos de 17,4 km, en la que su equipo, el potente Sky podría tener también ventaja.
La alta montaña se concentrará al final de la segunda y la tercera semana de carrera, con seis finales de etapa en alto, cuatro de ellas en puertos de alta montaña. El Galibier, uno de los puertos míticos franceses, será una de las ascensiones de la prueba, culminando a 2.646 metros de altitud. Se subirá el 19 de mayo, una semana antes de la conclusión, por su vertiente norte, la más dura... y si el tiempo lo permite.
Después, en los Dolomitas, se subirán puertos legendarios como el Gavia y el Stelvio (en la 19ª etapa) y las Tres Cimas del Lavaredo, una de las montañas míticas del Giro en los años 1960 y 1970, que se subirá un día después.
La organización de la carrera rosa, la segunda gran vuelta del calendario ciclista después del Tour de Francia, destacó que el recorrido fue "diseñado para que los campeones tengan la posibilidad de brillar".
En el acto de presentación del trazado para 2013 asistieron varios ganadores de la carrera rosa, como el canadiense Ryder Hesjedal (2012) y el español Alberto Contador (2008).
"Es un Giro con un recorrido equilibrado, con la novedad de una contrareloj llana de 55 kilómetros que hacía mucho tiempo que no ponían", dijo Contador tras conocer el trazado de la próxima edición de la gran ronda italiana. "De nuevo, el Giro se caracteriza por la dureza en la última semana, con varios finales en alto muy exigentes", analizó.
También se dieron cita otras figuras del pelotón internacional como el español Joaquim Rodríguez (segundo en el Giro-2012, tercero en la Vuelta-2012 y número 1 del UCI WorldTour), el velocista británico Mark Cavendish (siete etapas del Giro tienen finales idóneos para un sprint) y el italiano Vincenzo Nibali.
A diferencia de ediciones anteriores, el Giro de Italia recorrerá buena parte del sur del país y acabará en Brescia, en vez de la tradicional llegada final a Milán.
Además, el Giro rendirá homenaje al gran compositor Giussepe Verdi, en el 200 aniversario de su nacimiento, atravesando su localidad natal, Busseto.


02/10/2012