18 de enero de 2013

RECORDANDO EL CASO CONTADOR

Revisando mis notas de ciclismo he encontrado estos apuntes que en su día escribí sobre el caso Contador. Ya sé que estan fuera de lugar pero con el estallido del caso Armstrong (el instigador de todo el asunto Contador) creo que retoman algo de actualidad.

Ahora que ya ha pasado la tormenta voy a intentar poner un poco de orden en todo este asunto en el que los que entienden y los que no tienen ni puta idea dan gratuitamente su opinión, cosa a la que tienen derecho como no puede ser de otra forma.

En mi opinión caben dos posibilidades:

1.- La teoría del solomillo de López Cerrón es cierta. Ello conllevaría un desprestigio de las condiciones de los alimentos que consumimos los españoles y por tanto hay que negarla a toda costa. Los mafiosos de los ganaderos españoles (y pienso que de cualquier otro país) administran Clembuterol a las reses para su engorde . Esta administración tiene además la ventaja de que el engorde de la res es a expensas de la masa muscular con disminución del contenido graso y por otra parte el Clembuterol tiene un efecto anti anoréxico, es decir, disminuye el apetito con lo cual el negocio es redondo. Yo estoy absolutamente convencido que al ganado vacuno de le administra Clembuterol de manera ilegal lo cual no quiere decir que el solomillo sea la causa de la presencia de esta sustancia en la orina de Alberto.

2.-Lo del solomillo es un argumento falso. En este caso hay que admitir que Alberto se ha dopado con el Clembuterol. Pero uno no tiene más remedio que preguntarse: ¿Cómo es posible recurrir a un dopaje tan cutre? Desde el punto de vista farmacológico el Clembuterol tiene, principalmente, dos efectos dopantes a) Broncodilatador. Para este efecto es una reliquia y el Salbutamol (Ventolin) es más efectivo y tiene muchos menos efectos secundarios; por tanto su empleo con este fin lo descarto a no ser que Contador y su médico sean tontos para exhibirlos en un circo. b) Anabolizante. Esta propiedad es la que hace que su empleo haya sido mayoritario entre los culturistas para desarrollar músculo, pero claro esta propiedad se puede decir que es contraproducente en un ciclista, sobre todo de las características morfológicas de Contador. Por tanto su empleo en la tarde de Pau para subir al día siguiente el Tourmalet queda totalmente descartado. Pero cabe una posibilidad que haya aconsejado el consumo de Clembuterol por parte de Alberto y es su empleo en los periodos no competitivos, digamos el invierno, para perder grasa y ganar músculos tras los excesos navideños……seguido de una extracción de sangre para su conservación y utilización en el momento adecuado, digamos el día antes de jugarse el Tour con Andy en el Tourmalet. Esta hipótesis también confirmaría que Alberto y su médico son tontos de remate, primero porque dado que la vida media del Clembuterol (es decir el tiempo que tarda en eliminarse del organismo) es de alrededor de 36 horas, coño, pues espera un par de días antes de hacer la extracción de la sangre; y segundo, Alberto es un deportista archicontrolado y para que el Clembuterol haga su efecto anabolizante hay que utilizarlo durante días, sino semanas, con lo que la posibilidad de que le cojan en un control por sorpresa son elevadas.

CONCLUSIONES

Objeto: presencia de una cantidad ínfima (50 picogramos) de Clembuterol en la orina de Contador.

Pregunta: ¿Cuál es el origen de esta sustancia en la orina?

Partiendo de la base que el Clembuterol es una sustancia que no produce el organismo humano se deduce, sin discusión, que su origen no puede ser otro que un aporte exógeno.

Este aporte puede ser el resultado de:

1. Administración con fines dopantes.

2. Que su presencia sea debida a la administración de un producto contaminado con Clembuterol.

La administración de Clembuterol con fines dopantes en pleno Tour de Francia puede darse por descartada ya que las dosis necesarias para ser efectivas serían fácilmente detectables por cualquier laboratorio al que se remitiesen las muestras y es obvio que Contador como líder de la prueba era controlado diariamente. En consecuencia esta hipótesis, en mi opinión, queda descartada.

Nos queda, pues, que su presencia sea debida a la ingesta o administración de un producto contaminado. ¿Cuáles pueden ser estos productos? En mi opinión hay tres posibilidades:

a) Ingesta del famoso solomillo. Muy escasa probabilidad de este origen en base a los controles sanitarios en la UE de la carne de reses. Además parece ser, según algunos, que el Clembuterol se acumula, sobre todo, en las vísceras de las reses contaminadas, especialmente en el hígado, siendo un músculo lo que comió Contador. Esta hipótesis, para mí, no es sostenible y su probabilidad es tan ínfima como los 50 pico gramos.

b) Administración de una hemotransfusión con sangre contaminada con Clembuterol. Según el famoso “chivatazo” de un corredor del ASTANA de que Contador había hecho un tratamiento con Clembuterol, después del Dauphinée, para perder peso y recuperar músculo, esta podría ser una explicación asumible. Sin embargo, a mi me cuesta trabajo admitir que una persona sometida, como todos, a controles por sorpresa se juegue su participación en el Tour con un dopaje tan “primitivo” que además requiere una administración durante varios días con lo que la posibilidad de dar positivo sería muy elevada. A pesar de todo, admitiendo que esta fuera la causa, cuesta trabajo admitir que el médico encargado del equipo fuese tan torpe para no dar un margen de seguridad suficiente para que el Clembuterol fuese completamente metabolizado y eliminado antes de proceder a la extracción de la sangre que sería posteriormente transfundida en el momento oportuno (en teoría antes de la etapa del Tourmalet). Esta hipótesis es plausible pero me cuesta trabajo admitir a no ser que en el ASTANA se pensase que los controles siempre se efectuarían en el laboratorio de Malabry con una tecnología inapropiada para detectar estas cantidades tan pequeñas del Clembuterol.

c) Nos queda la 3ª posibilidad: administración de un producto indetectable del que no podría imaginarse que estuviese contaminado con Clembuterol. Aquí tenemos al famoso Actovegin, que por su origen (se fabrica a partir de sangre de terneras jóvenes) es más que probable su contaminación. Esta es para mí la causa más probable del positivo de Contador.
Saludos a todos.

P.D.: detrás de todo este caso, vista la evolución de los acontecimientos, no me cabe duda que detrás de todo está Mr. Armstrong quien a través del corredor del ASTANA hizo que el chivatazo desencadenara todo el proceso. Claro que este prepotente ha olvidado un viejo refrán español que dice “a cada cerdo le llega su San Martín”

Por Goyo Pineda 18/01/2013

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons