martes, 30 de abril de 2013

CRÓNICA DE LA ETAPA DEL C.C. EL PEDAL. LA MARATÓN

Hola, hoy ha sido un día muy extraño.

Con enorme pena, mojada en tristeza, me dispongo ha realizar la Crónica de hoy.

En principio, todo era favorable, con un recorrido ilusionante de unos 170 kms por delante, pero claro, una vez más, como viene sucediendo este año, el Protagonismo lo asume La Meteorología.

Amanece un día complicado, con mucho viento, y una sensación térmica muy por debajo de lo esperado. Los cuerpos cortados, las gentes desprevenidas, más frescas de lo esperado, en cuanto a vestuario, pero los ánimos intactos y buen ambiente en El Tremendo.

Muy buena participación. Una noticia rompe la tranquilidad, al parecer, nuestro querido Pulga ha sufrido un percance con un coche, sin consecuencias graves, pero le impide realizar la Ruta con el Club.

Una ausencia destacada en la salida es la de nuestro querido, Fernando Villapol, conductor habitual, que es suplido magistralmente por su nieto Gabriel Villapol, acompañado de nuestro admirado Pedro, copiloto incansable y colaborador inestimable en todas las Jornadas matinales de Domingo.

Suena la Campana de salida y empieza la Aventura...

Muy pronto empezamos a notar, el efecto de las bajas temperaturas y el azote de El Viento. Ritmo más lento de lo habitual por culpa del Dios Eólo. A lo largo del camino se acoplan unidades, Pablo, Alfaya..., completando a los Tribikes, Alcalat, Giraldas..., y toda una selección de buenos amigos que siempre son bienvenidos y con los que cabalgamos muy a gusto.

En la recta del Caballo, las primeras gotitas de agua, unidas a un intenso olor a tierra mojada que el viento nos trae de vete tú a saber donde..., empiezan a minar mi determinación en acabar la etapa.

¿Seguirá lloviendo?, apenas empezada la etapa y voy muerto de frío y encima éste chiribiri... . Mi diablo negativo empieza a plantarme cara.

-vamos, date la vuelta en Pajanosas, éste viento frío y gélido que te enfría el alma...

Llegamos al Cucadero y paro a vaciar mi vejiga, antes de empezar La Cabra, el viento es tan fuerte que me riego toda la pierna derecha..., definitivamente no es mi día.

¿Porqué no te pones a favor del viento?, habréis pensado, mira que eres torpe. La contestación es sencilla. Si evito el riego, me coloco de cara a la carretera y puedo provocar un accidente, al sorprender a los conductores que pasen, con el microscópico tamaño de mi apéndice. Total, decido, que regarme la pierna, es un mal menor.

Subo la Cabra en compañía de Miguelito Er cristalero que pasaba por allí y ayudado por la furgoneta, que nos protege del soplador elemento. Cuando acabo la faena, el grupo me lleva una buena distancia y decido subir a la furgoneta para que me acerque al paquete, pues temo sucumbir luchando en tierra de nadie y darme por vencido.

Me dejan a pie de Cerro Negro, donde consigo fusionarme con el grueso del pelotón.

Alguno se preguntará, porque no meé antes?, lo hice, pero el frío y el ambiente húmedo me aceleró el instinto diurético.

Al llegar al cruce de la Venta El Alto, se disminuye el ritmo para intentar unificarnos, ya que un grupito formado por Santi, Carmen García del Valle, Rafael García del Valle, Luismi Serrano y algún otro vienen un poco rezagados.

Al paso por El Garrobo, las primeras bajas, Carretero, Peluqui, Juan Aguilar, Pablo Barrero..., deciden bajar por dicha localidad buscando Gerena, las condiciones meteorológicas y compromisos familiares, acaban por ganarles la partida y deciden abandonar.

No os voy a negar, que a punto estuve de seguirles, esa bajada camino de El Garrobo ayudados por un viento infernal, ponía a prueba mi paciencia...

-otra vez malo?, hace apenas dos semanas has estado tomando antibiótico para una sinusitis, provocada por una helada mañana de Sábado, muy parecida a la de hoy, pero sin viento y sin chiribiri... .

Yo tengo asociada a mi práctica bicicletíl, una indivisible satisfacción lúdico-deportiva. Que mi Club, colma muy satisfactoriamente. Si fuera sólo deportiva, me dedicaría a la competición y no me interesa. Si fuera sólo lúdica, haría bici, estilo verano azul y tampoco me convence.

El frío, el viento y la leve lluvia, rompen el binomio lúdico-deportivo, ya no disfruto, voy muy callado, como sonámbulo, con pequeños tiritones, a ráfagas mis piernas se ponen con la piel de gallina y ligeros escalofríos recorren mi pequeña anatomía.

Bajamos la cuesta pasado El Garrobo, Lorite se queda rezagado, buscándome, sin duda sabe que puedo sucumbir a los factores climáticos e intenta animarme.

Yo le comento...

-si cuando llegue a Arroyo La Plata no entro en calor, me doy la vuelta...

En su mirada, observo una mezcla de impotencia y frustración, pero intenta convencerme.

Se queda a mi lado, me da conversación, me anima, intenta hacerme reír y comenta a Joaquín Garcíaque me vigile y que no me deje dar la vuelta.

Los dos Capos, Villapol y Lorite, deciden parar un momento en La Plata para reagrupar a los que quedan y tomar una decisión sobre si cambiamos el itinerario, de manera democrática. Que lujo contar con estos dos monstruos, son excepcionales y lo demuestran en estas etapas duras, tiran de oficio y sirven de guía a los menos experimentados, como digo, un lujo.

Atisbo una leve esperanza de un posible cambio de ruta hacia la izquierda, que haga que el molesto viento pare un poco y con él, el frío y acortar el itinerario, pues, la media es algo baja por la adversidad eólica y vamos a llegar a casa cerca de las 16.00, si continúa esa media, aunque esto último es sólo una apreciación personal, sin duda, pesimista, reflejo de mi estado de ánimo.

Los Valientes que prosiguen eligen mantener la Ruta y yo decido volver, no es mi día, no disfruto, no estoy en lo que estoy, el frío me puede y el llegar tarde a casa también..., todo hay que decirlo.

Me cuesta decidirme, pero una vez que lo hago, encuentro un gran alivio. Me vuelvo, pero antes me tomaré un café para entrar en calor.

Allí mismo, en la explanada del bar de Arroyo de la Plata, Villapol se sube a una Peña granítica que sobresale del terreno sedimentario, se quita el casco con su mano derecha y lo alza diciendo...

-Pedalanos, (símil de Espartanos), cual es vuestra profesión?

-AU AU AU AU!!!

Lorite es el que le da ibuprofeno en gotas a los Toros Bravos cuando están resfriados por culpa del Moquillo Vacuno, casi ná.

Fernando Villapol, es el que le lima las garras a los tigres de bengala hambrientos, antes de comer.

Juan Antonio Molina, su profesión, es la poner el colirio en los ojos de los Grandes Rinocerontes Blancos, que padecen conjuntivitis.

Joaquin, es el peluquero del Rey de la Selva, el León, al que desenreda el pelo, no importándole lo mucho que pueda dolerle, eso solo lo hace un valiente.

José María García del Valle, es dentista de los cocodrilos del Nilo, además de trapecista sin red.

Santi, le da de comer a los Tiburones Blancos Australianos y comete la temeridad de quitarles la comida si es de su gusto, de Santi, me refiero, hay que tener coone para hacer eso.

Miguelito es el novio de la muerte, sin ser Legionario...

Terrizas es fotógrafo oficial de los Gorilas Congoleños...

Emilio es primo hermano de la Prima de Riesgo...

Los Tribikes, con Alfonso a la cabeza, son los Porteros de las Puertas de El Infierno...

Y así, una larga lista de unos elegidos que prosiguen para formar parte de la Historia que están a punto de escribir. Porque siempre serán recordados por realizar una de las Maratones más duras que se hayan realizado jamás por parte de El Club Ciclista El Pedal.

La verdad, yo hoy no podía estar entre ellos, los que nos quedamos, somos unos flanes.

Yo hablo por mí, lo reconozco, soy un mierda, no puedo más, de profesión, bordadora lagarterana, realizando mi trabajo en mi casita al abrigo de una buena lumbre. Rafael es planchadora de empanadas gallegas, Carmen es la que pone azúcar en la empanadillas de sidra, José de la Vega es Plañidera en Corea cuando cambian de Líder, por entrega de cuchara del dictador. Copolillo, Juan Pazos, Sara, Salva y Reyes no pude enterarme de a qué se dedicaban, pero también se volvieron.

Estos Valientes que a continuación enumero son los únicos que han realizado entera la etapa de hoy, Villapol, Lorite, Terrizas, José María García del Valle, Santi, Miguelito, Emilio, Quique, los Tribikes, Ángel se volvió por motivos laborales en Zufre... Y seguro que alguno olvido.

Bravo por ellos, son unos monstruos, llegaron a Sevilla a las 15.30, después de mojarse ligeramente a la altura de Castilblanco y pasar mucho frío.

Mi más sincera admiración. Un Abrazo.

-estos elegidos?

-del Pedal, y tú?...

PD. Enviamos desde esta redacción un abrazo muy fuerte a nuestro querido Javi nieves, que se encuentra en tierras Germanas. Estás en nuestros corazones y en nuestros pensamientos, amigo. Desde tu Club te mandamos un beso muy fuerte, porque, fuerza y raza has derochado de sobra en tus años con el Club y de eso andas sobrado, para comerte Alemania entera. De todas formas si ves que te quedas harto y no puedes comértela entera te mandamos a Santi que se come lo que haga falta. Por cierto, no te preocupes de tu suegro, que ya te lo cuida Mario. Un beso Campeón. Es un orgullo para nosotros saber que uno de los nuestros está regando de gloria a los anodinos Germanos.

Por Sergio Rivero 30/04/2013