22 de enero de 2013

CRÓNICA DE LA ETAPA, C.C. GIRALDA: MEMORIAL ANDRÉS URIBE

Andrés Uribe, así se llamaba el protagonista de la crónica de hoy, ciclista del CC Giralda que perdió la vida trágicamente una fría mañana de Enero, mientras practicaba su deporte favorito, rodeado de sus compañeros y amigos. Vaya desde estas líneas, el recuerdo a un socio fundador del club ciclista, al que desde hace poco tiempo, pero con orgullo pertenezco y con gestos como el de hoy hacen que me sienta más orgulloso de pertenecer al mismo.

Mañana gris y llena de emociones, la que recibía a los ciclistas en la plazoleta habitual del barrio del Cerezo, maillots y culottes de invierno, para afrontar la gélida mañana invernal.

En la tertulia habitual del café, se hacía referencia a la confesión pública de dopaje de Armstrong y comentarios habituales sobre la bici en general.

Salida a las 9.30h con puntualidad inglesa, hacia el ferroviario barrio de San Jerónimo, de un pelotón de unos 50 ciclistas en marcha neutralizada hasta el cruce de Torre De La Reina, una vez superado dicho cruce, la gente continua a ritmo hacia Guillena, son el grupo de los templarios el que se coloca en cabeza tirando del grupo a buen ritmo.

En el km 11 de etapa, salta del grupo Pepelu y unos metros más adelante, lo hace Ángel, batallador como siempre pone un Ritmo exigente y da caza a Pepelu, pero parece que no hay entendimiento entre los dos ciclistas y son cazados a los pocos kms por el grupo compacto que marchaba a buen ritmo, así se pasa el pueblo de Guillena, con pelotón reagrupado y en cabeza un hombre de la tierra: Julio de Guillena , el cual es aclamado por los lugareños presentes al borde de la carretera presenciando el siempre bonito paso de los ciclistas.

En el km 20 de carrera, se afronta la primera cota puntuable del día, El alto de Los Animales de 4ª categoría, aquí son Carrión, Manolo Colnago y Alfonso Benítez entre otros los que animan el asunto, aumentando el ritmo del grupo y obligándolo a circular en fila, debido al fuerte ritmo y perdiendo unidades. El viento lateral hacia el resto del trabajo, haciendo que el pelotón se fraccionase en varios grupos.

Los últimos kms de ascensión, hasta Las Pajanosas, se hacen a ritmo exigente, colocado en cabeza esta vez Pablo, Del CC Giralda-InterAntena quien lleva al grupo hasta El nombrado pueblo.

Km 26 de etapa, se afronta la segunda dificultad del día La, Cabra-Cerro Negro, de 3º categoría, en cabeza un grupo formado por Pablo, Vicente Almadén, Manuel cortés, Alfonso Benítez, Miguel Toribio, Ángel, Víctor, Julio Tobarías, Joaquín Carrión, Manolo Colnago y Antonio reyes del Giralda, Pepelu del Citroën Carmona y Antonio del BH Sierra Nevada.

Este grupo afronta la subida hasta Cerro Negro con una ventaja de 4 minutos sobre el pelotón, que marchaba ritmo tranquilo a su paso por Las Pajanosas. El grupo entendía que la batalla se estaba librando por delante y se tomaba la jornada con tranquilidad.

La subida a la cabra se hace a ritmo fortísimo comandada por Carrión y Pablo que hacen que varios ciclistas se descuelguen durante el ascenso, dejando un reguero de ciclistas a lo largo de la N-630, el ritmo, solo es aguantado por Carrión, Pablo, Pepelu y Ángel, que son los que llegan en solitario a la rotonda de Cerro Negro y consiguen llegar en grupo a Las Pajanosas, que es donde estaba prevista la parada.Por detrás iban llegando los ciclistas que se metieron en la lucha y no consiguieron aguantar el ritmo y poco a poco llegarían también el resto de ciclistas del club, que decidieron hacer la ruta de hoy en tranquilidad y armonía.

En el ascenso a Cerro Negro, pinchó Jesús el Charcutero, al que acompañaron mientras solucionaba el contratiempo Andrés Vélez, Cristóbal, Marcos, Lorenzo, Ramón Ponte Junior y Rafael Soria en un buen gesto de compañerismo.

En la parada en Pajanosas, control de firmas, algún café, para templar el cuerpo en una mañana tan gris como la que estábamos padeciendo, y comentarios sobre lo acontecido hasta el momento. Se espera a todos los compañeros para salir reagrupados, hacia el lugar donde desgraciadamente nuestro compañero Andrés Uribe, perdió la vida.

Sobre las 12h, Prácticamente, todos los socios y algún agregado se colocan alrededor del monumento en honor a nuestro compañero fallecido y Juan Anillo en representación del club, depositaba un hermoso ramo de flores, recordando así que el club no olvida a su compañero ciclista, han pasado ya siete años desde el triste suceso y cada año se repite el homenaje por parte del club. Esto es lo que hace grande a un club.

Una vez acabado el homenaje a Andrés Uribe, los ciclistas en grupo, regresan a Sevilla.

No quería acabar la crónica de esta jornada sin tener un recuerdo para la familia de Andrés Uribe y sus amigos

Por Víctor José Gonzalez 'El Cántabro' 22/01/2012

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons