4 de junio de 2012

CRÓNICA DE AZNALCOLLAR Y LA SUFRIDA DE RONDA

Hola, una semana mas, a todos los que tenéis a bien, leer las Crónicas de el Club Ciclista El Pedal.

Esta semana ha estado marcada, a título personal, con la realización de la prueba denominada La Sufrida de Ronda. Cita a la que han acudido un nutrido grupo de miembros del Club. Pepe Lorite, Rafael García del Valle, Antonio el medico, Miguel Angel el Dermatólogo, Jorge López "Polakito", Jose "Giant", Carlos Rodríguez "Dandy", Alfonso López "el matrón", Carmen García y dos agregados como "el Meji" y Emilio "de Pajanosas".

Esta ha sido mi primera gran Cicloturista y en el plano personal y deportivo ha resultado gratamente satisfactoria. Un punto negro a la organización de la Sufrida, que luego comentaré ampliamente.

Esta mañana, en El tremendo, una más que decente comparecencia, suficiente para asegurar una magnífica jornada dominical a lomos de nuestras bicicletas. Después de la paliza de ayer, pensé que me vendría bien soltar un poco las piernas, pero en vez de dar una vuelta sólo, como si nadie me quisiera, busqué el amor de mis colegas de El Pedal.
En la carretera de La Torre hacia Guillena, encontramos una Romería que puso la nota folclórica a la etapa. Previamente a éste encuentro Romeril, Torralbo, Pablo Sanz y Terrizas abandonaron el pelotón justo al acabar el tramo neutralizado y se vieron beneficiados por el paron, que provocó el cortejo, en el grueso del pelotón. Dicen las malas lenguas que Pablo iba pasando a los romeros y a los caballos y luego los iba colocando otra vez en medio de la carretera, para asegurarse la escapada, pero todos sabemos que eso es imposible.....o no?...., pues, la verdad, al pasar con el pelotón, eso pareció, como en las películas cuando el malo corre por el Centro Comercial sin oposición y el bueno se encuentra con más Gente que en la boda de Lolita.
La salida de Guillena ha sido contenida y al ritmo de un par de palos de alguno que no recuerdo a nombrar. Pero donde se ha acabado de romper el pelotón ha sido en los Animales, a golpe de palos, o al menos, eso me ha parecido a mí…
-pero Sergio, hijo mío, si tú ibas hoy a soltar piernas, cuantas pulsaciones llevas?, solo 137, está claro que estoy súper cansado, las pulsaciones no suben, no te has recuperado de la paliza de ayer en la SUF, levanta los pies y espera a los compis que vienen por atrás.
Madre mía, como me duele el culete, no puedo ni apoyarlo, pensé que al pasar los kilómetros se iría quitando, pero no, duele más....y las manos?, parecen quemadas como si tuviera ampollas de los guantes y el cuello es de piedra, rígido y dolorido y los dedos de la mano derecha dormidos, llegaras a Aznalcoqui?, y para volver, la cuesta de la mina, otra cuesta más?....
En ese galimatías mental me quedo del grupo que se ha formado con Juliani, Cristalero, Juanlu, Juan Aguilar, Rafa Garzón y El Duende Verde de Spiderman.
Pero llega mi Fernando, mi Ángel de la Guarda y con el cariño y el oficio y el arte de Lola Flores, me pone la Furgo delante hasta que me lleva al grupito, sin tirones, sin brusquedades, con mimo....Fernando, espero que firmes pronto un pacto con el diablo, porque si la edad te obligara a dejar la furgoneta algún día...nada sería lo mismo. Fernando Villapol padre, la vida me ha dejado sin abuelos, pero me ha regalado a mi Fernando, los Domingos. Ole, ole, ole...cuanto te quiero monstruo.
Al pasar por la rotonda de Gerena me veo obligado muy a mi pesar a tirar para casa. Desde ésta crónica, que es la vuestra os pido perdón, me habría encantado estar con vosotros en Aznalcollar, pero os juro que estaba muerto, no soy amigo de rutas alternativas, ni de cambiar los itinerarios que el Club decide, pero hoy no podía...os pido perdón. Espero, de todo corazón, estar la semana que viene a pleno rendimiento para disfrutar de vuestra compañía.

Con esto doy por finalizada la crónica de hoy, espero sepan entenderme.

Me gustaría compartir con vosotros aspecto de la Cicloturista de ayer, que no llego a comprender del todo.
¿Es necesario la música a tanto volumen en la salida de la prueba?, seguramente piensan que los Ciclistas y Triatletas que participan son sordos, la verdad, no entiendo, más que música es ruido. Parece una Tómbola de Feria. También me llamó la atención el desconcierto reinante en la pancarta de salida, donde la gente hablaba a gritos y con mímica ya que el ruido de los altavoces, tan alto, impedía un tono normal de comunicación. De repente, como si el tiempo se parara y se hiciera el silencio del Génesis, aparece la poderosa figura de Jorge López "Polakito", vestido de negro y celeste, la acertadísima equipación de El pedal y con su distintivo personal, sus Calcetines de Capitán América..."pá comérselo". A un lado, "il bello", Carlos Dandy, serio y pensativo, como un torero antes de salir al ruedo. Alfonso López, algo más relajado, con la equipación de El Pedal, parece pensar "la suerte está echada". Ambos fueron los primeros clasificados del Club, con un meritorio tiempo, enhorabuena.
De nuevo, el ruido de la música tan alta, me devuelve a la realidad y me transporta, unas horas antes, a la rotonda de Sporbequi, donde a las 6.30 de la mañana hemos quedado para nuestra peregrinación a tierras de la Serranía de Ronda.
En un coche van Pepe Lorite y Sergio, en un segundo vehículo van Rafael García del Valle y Carmen García. En un tercero Emilio Pajanosas y Antonio er medico y finalizando la caravana Polakito y el Dermatólogo. A las 8.15 llegamos a Arriate, buscamos aparcamiento, en medio de un sembráo y procedemos al ritual de vestirnos.
Ah, ahí quería llegar yo. Habéis visto alguna vez vestirse a un Samurai, pues eso es como pelar un plátano, al lado de ver uniformarse a un ciclista. Os acordáis de la película El Último Samurai?, donde Tom Cruise tarda un día en vestirse de guerrero, que si un doblez aquí, que si un nudo allí, que si una vuelta por aquí, que primero la camisa de seda, de segundo el turbante de gasa, el fajín bordado de sus antepasados, colocado cuando la Garza se posa en el cerezo en flor a la caída de la tarde. La cartuchera de madera de bambú, cortada al amanecer, después del primer bostezo y colocada como si se dejara caer, pero sin tirarla. La coraza roja, con más tonterías que el manillar de Luis de Coria, se coloca al final, como el que no quiere la cosa y anudada con la uñas recién cortadas y los dedos purificados en alcohol de sake, previamente flameados, cual solomillo al Whisky y envueltos en papel de arroz para no manchar la armadura con el chamuscado de los dátiles. Leyendo esto, el verdadero mérito lo tenía la que vestía al Samurai, que necesitaba un par de meses para recuperarse de tan singular ceremonia. Bueno, pues os repito, esto es un juego de niños al lado del ritual Ciclista.
Atentos que os enumero, la noche antes de una prueba, comienza la aventura de uniformarse...
La zona elegida, en mi caso, es la mesa de la cocina, cerca de la puerta de salida del piso, y una silla. Encima de la mesa coloco, el casco, las gafas, el buf, los guantes, los calcetines, el cubrezapatillas, funda estanca para el móvil, las barritas energéticas, ordenadas, las proteicas y las de hidratos, un sobre de gel, el bote del agua, con la bebida isotónica, el bote de las herramientas, donde previamente he metido, un par de cámaras, parches, bomba de aire, dos separadores y un par de guantes de látex para no llenarme de grasa las manos en caso de avería...
La silla, solo la utilizo en invierno para colgar la chaqueta para el frío, en verano, sirve para colocar bajo ella las zapatillas de ciclismo.
En el cuarto de baño, coloco, el culotte, el maillot, la camisa interior técnica para expulsar el sudor y mantener seco, la cinta del pulsómetro, las pulseras del equilibrio, que no valen para nada, pero que como he tenido suerte y no he tenido percances, por pura superstición me sigo poniendo, la crema para el sol, la crema para evitar rozaduras de la badana y que me coloco en las posaderas...
Una vez vestido, bajo al trastero por la bici, que previamente ayer limpié y repaso la presión de los neumáticos, los frenos y los cambios y parto a la batalla......
Bueno...y yo me pregunto?, como se quita la ropa un Samurai?, a que no lo habíais pensado?, pues dos meses después, cuando se curaba de sus quemaduras la sufridora esposa, digo yo....
En el caso del ciclista es otra ceremonia. Después de la prueba, llego a casa, la bici al trastero. Subo a casa e invado la zona del lavadero y culottes, maillot, buf, cubrezapatillas, calcetines y plantillas van a la lavadora, las zapatillas a la ventana del lavadero a que se aireen.
El casco, la cinta del pulsómetro, el Garmin y las gafas van conmigo al cuarto de baño donde son lavados y secados. Los botes del agua se limpian en el fregadero de la cocina y se dejan escurriéndolos hasta secarse, para evitar moho dentro.
Yo tardo una media hora en vestirme y necesito otra media para hacer desaparecer cualquier rastro que diga que en esa casa vive un ciclista.
¿Os ha sorprendido?, pues eso es tan real como la vida misma. Yo creo que actualmente, el único artista que puede competir con un ciclista en ritual vestimentil, sería un torero.

Bueno, llego a Arriate y me tengo que vestir en 20 minutos!!!, horror, como me las apañaré, seguro que algo se me olvida. Me pongo cremita en piernas, brazos, nariz y cara. Se me olvidan las orejas y el cuello, me pongo el culotte y la camisa técnica, el maillot parece el petate de un moro cruzando la frontera de "Argesira". Pasaporte de la prueba, teléfono, barritas, geles, sandwich, dos cámaras, bomba de aire, pastillas de sales...madre mía y encima unas grapitas páponé el dorsal...
Consigo colocarme todo, ahora los calcetines y las zapatillas sin dejar tierra dentro, os recuerdo que estábamos en medio de un sembráo.
Bueno, bueno, bueno, como diría Chiquito de la Calzá.
Todo preparado, ha llegado el momento de ir hacia la pancarta de salida, pero antes un pipí. Un mano a mano con Polakito, en medio el campo y de repente un caganet. Polakito y yo nos miramos con una mano en el apéndice porril, ayudando a evacuar nuestra vejiga y la otra evitando manchar el maillot del liquido amarillo. Las carcajadas fueron contagiosas. El pobre caganet, en pelota picada, en cuclillas tras un arbusto, resoplando y preocupado por lo apremiante del horario de salida...empujaba con ahínco y apretaba con bravura, por el olor, a pesar de la destacada distancia, creo que lo consiguió.
En la salida se me habían olvidado los guantes...pero es que con tantas prisas no se puede, demasiada presión para vestirme, parecía una Ginkana.

La prueba muy dura. Dar las gracias a mi Amigo Lorite, que ha sido el verdadero dominador y que a pesar del magnífico momento de forma que atraviesa, le auguro una Quebranta espectacular, decidió quedarse con Jose Giant, Emilio y el que suscribe. Sin su experiencia y buen hacer la prueba nos habría resultado mucho más dura. Marcó el ritmo que nos interesaba en todo momento y paró para que comiéramos y descansáramos un rato en los puesto designados al efecto. Gracias amigo, eres el gran Capo, tu veteranía nos ha protegido y arropado durante toda la prueba.
Rafael García del Valle y Carmen han ido guardándolos las espaldas toda la jornada.
Tuvimos un incidente bajando Las Palomas hacia el cruce con el Boyar, muy muy desagradable, un compañero de la prueba caía delante de nuestros ojos y se fracturaba el cuello del fémur. Lorite subió un kilometro para avisar a la ambulancia, Jose Giant avisaba a los que bajaban, del incidente, para que frenaran y evitamos que se pararan para no formar un tapón y causar males mayores, yo atendía al herido intentando tranquilizarlo. Os juro que con la grave lesión que padecía, me pidió repetidamente que mirara a ver que le había pasado a su bici y hasta que no lo hice no se quedó tranquilo. Llegaron dos médicos que participaban en la prueba y decidimos emprender la marcha a sabiendas de que la ambulancia estaba en camino y el amigo en buenas manos. Desde aquí le deseamos una pronta recuperación.
Éste parón posibilitó que Carmen y Rafa se agruparan con nosotros y prácticamente durante toda la prueba fueron a retaguardia a escasos minutos, hasta que decidimos no separarnos más y continuar todos juntos, dado la magnífica prueba que se estaba marcando nuestra Carmen, que a la postre le sirvió para terminar Segunda Clasificada en categoría femenina, la única de nuestro Club que consiguió trofeo y muy merecido.

Cuando llegamos a meta, con un tiempo de 8 horas y 1 minuto, Polakito, Miguel Angel y Antonio er medico, nos estaban esperando. Según contaron, Dandy había sido el mejor del Club junto al Matrón y Jorge había sido el tercero, pecando quizás de un poco de tacañería en el esfuerzo.
Nosotros satisfechos, teniendo en cuenta que paramos en todos los avituallamientos, el accidente del compañero donde perdimos unos 15 minutos, sin tragedia alguna, lo volveríamos a hacer, demostrando que en El Pedal la solidaridad se practica siempre que hace falta...total muy contentos. Mis 4 últimos kilómetros los hice con los ojos de la cara, apajaráo, con mucha hambre y sed.
Nos duchamos y corriendo a comer. La organización fatal, no quedaba comida y nos dan a elegir, un montadito de lomo, una pera y un refresco o carne mechada tipo jamón York, pera y refresco. La pasta se ha acabado. Indignados, mis compañeros me comentan que siempre pasa igual. Después de ocho horas en bici no hay derecho. Una inscripción de 40€ y esta comida?. Nuestra Carmen se acerca al organizador para quejarse y el señor intenta torearla. A eso que aparezco yo. El señor quiere echarle el muerto al Ayuntamiento y yo le digo que la inscripción.
-A quien se la pago yo...
-a mi Club, del que soy presidente
-pues no me cuentes tus problemas para organizar la prueba, que yo no te cuento los que tengo para pagarte.
-bueno, vale, vale...
-pues es una vergüenza, que después de ocho horas en bici no tengamos comida, si no me das una razón convincente te aseguro que no vuelvo mas a esta prueba...
-ah, pues vale, estupendo, no venga, sin problema...
-¿Como?, que te da igual, a ti no te preocupa las atenciones que tengan los deportistas que acuden a tu prueba?, esto no es nuevo, según me dicen siempre pasa lo mismo, todos los años igual, pues te aseguro que mientras seas tú el que organice ésta prueba, no volveré

-pues vale, no vuelvas...

El tipo es para enmarcarlo, no tiene desperdicio.

Pero bueno, el recorrido merece la pena, son sitios preciosos que te hacen amar éste deporte y conocer mejor a aquellos que están a tu lado en los buenos y los malos momentos, sobre todo en los malos.
Muchas gracias a Jose Giant, no se que habríamos hecho sin esos bizcochitos que teníamos a media, su buen humor y su compañía.
A Polakito por esperarme a la llegada, fue todo un detallazo, pudiéndose haber ido antes.
A Emilio, por su compañía que con su humor nos amenizó la jornada
A Rafa por su humildad y sacrificio y a Carmen por su cariño y rebeldía ante la injusticia de la organización y no conformarse, porque gente como ella, ayudan a cambiar el mundo y además aportó al Club un nuevo trofeo.
A Miguel Angel Por su crema solar
A Antonio por comentarme que se ha hartado de pasta aunque no le gusta, me ayudó a aplacar mi apetito.
Y a Pepe Lorite, sin el que me habría costado la misma vida acabar esta prueba, gracias por tu apoyo, tus consejos, tu ritmo llevadero, tu experiencia, eres "el puto amo". Gracias Amigo.

Uf, que tarde me he jartáo, hasta la próxima.

Un abrazo muy fuerte a todos.......

¿Te gusta Pedalear?.....Club Ciclista El Pedal...

...Y los Domingos haremos lo de siempre....
......por que nos gusta y porque nos divierte..... Tararararan.....tararararan...

Por Sergio River0 04/06/2012

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Grocery Coupons