lunes, 29 de octubre de 2012

MANIFIESTO PARA EL CICLISMO

Nosotros somos un grupo de periódicos de cuatro países diferentes (La Gazzetta dello Sport (Italia), The Times (Reno Unido), Le Soir y (Het Nieusblad (Bégica) y L’Equipe (Francia) que seguimos la historia del ciclismo desde hace más de un siglo. Amamos apasionadamente este deporte y creemos firmemente en su porvenir.

Estamos muy preocupados por su situación actual. A la larga lista negra de los asuntos de dopaje que ensombrecen el horizonte del ciclismo durante años se añade hoy día el tenebroso “affaire Armstrong”, las confesiones de varios de sus antiguos equipiers, y el informe de la Agencia Americana Antidopaje (USADA) que apunta con el dedo los disfuncionamientos, incluso la complicidad de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y las informaciones inquietantes que se han filtrado de la investigación de Padua. Y en Enero se abrirá el proceso de la Operación Puerto en Madrid. Estas recientes revelaciones demuestran claramente que nosotros no podemos conceder nuestra confianza a la UCI o a los managers de los equipos cómplices de estas trampas. Pero las culpas recaen sobre todas las familias que componen el ciclismo.
Tenemos el sentimiento que las cosas han mejorado recientemente. Creemos en una nueva generación de corredores, pero pensamos que es imposible repartir con las mismas estructuras, el mismo funcionamiento, las mismas reglas y los mismos dirigentes.

Es por lo que nosotros sugerimos al día de hoy:

1. Que la UCI reconozca sus responsabilidades en el “Affaire Armstrong” y pida perdón.
2. La constitución, bajo la responsabilidad de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)de una comisión neutra e independiente encargada de investigar el funcionamiento y la responsabilidad de la UCI en el “Affaire Armstrong”y en la lucha antidopaje en general, afín de denunciar los errores, los abusos y las eventuales complicidades.
3. Que la organización de os controles en las principales carreras sea responsabilidad directa de la AMA y de las Agencias Nacionales Antidopaje.
4. La responsabilidad de los “estados generales del ciclismo” antes del inicio de la temporada 2013 afín de definir una nueva organización y unas nuevas reglas.
5. Que las penas suspensión aplicables en los casos de dopaje grave sean más severas y que los grupos deportivos se comprometan a no contratar durante dos años suplementarios a los corredores suspendidos durante 6 meses o más.
6. El establecimiento de un “pacto de caballeros” que estipule que un corredor que sea objeto de una investigación por dopaje sea automáticamente suspendido por su equipo.
7. Una implicación mas fuerte una más grande responsabilidad de los sponsors queque financian un equipo y le dan su nombre.
La reforma del World Tour, de su sistema de puntos y de atribución de licencias que, hoy día, mantienen un sistema cerrado y opaco. Proponemos igualmente que las licencias no sean atribuidas a los managers sino a los sponsors.

UNÁMONOS TODOS!!

La lectura del documento de la USADA sobre el llamado “Affaire Armstrong”es edificante. Ella nos enseña la manera como Lance Armstrog y su equipo US Postal utilizaban productos y métodos dopantes, pero el documento nos revela igualmente los apoyos y connivencias de que se han beneficiado y que le han permitido aventajar a todo el mundo que no tenían acceso a productos revolucionarios. El documento nos muestra también los límites de la lucha antidopaje en el contexto de la connivencia de ciertos managers de grupos deportivos así como de la Federación Internacional. Las técnicas antidopaje no han avanzado lo suficiente y constituyen, a día de hoy, el principal freno a toda evolución. La acción ha de managers, grupos deportivos e instituciones ha efectuado verdaderos progresos durante estos últimos años pero es necesario que se haga la luz sobre el pasado. Es por todas estas razones que es necesario unir nuestras fuerzas con otros periódicos europeos que tienen una gran tradición en el tratamiento de la actualidad del ciclismo. Otros medios como El Pais (España) De Telegraaf (Holanda) The Sydney Morning Herald (Australia) y el Süddeutsche Zeitung (Alemania) han participado en los debates, compartiendo nuestras ideas pero han preferido expresar y defender sus opiniones en su cuadro editorial tradicional. (Pregunto yo: ¿y el AS y el MARCA, que piensan?. Desde aquí invito a no leer una sola línea de ciclismo en estos periódicos basura).

Concluimos que el mundo del ciclismo debe aprovechar esta ocasión para su reforma en profundidad.
Por GOYO PINEDA (29/10/2012)